Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

 

 

 

                                                                                                                                                                                                                                                                         

La lucha del faro de Cabo de Palos.

El Congreso quiere convertirlo en un hotel, pero nadie en Cartagena apoya los planes y los fareros se niegan a irse.
El desuso de los faros provoca discusiones sobre cómo reutilizarlos.


La propuesta del diputado murciano Tedoro García Egea de privatizar el faro de Cabo de Palos está provocando la resistencia de los cuatro fareros que viven allí. Desde el Gobierno pretenden privatizar estas infraestructuras y reconvertirlas dado a su "poco uso" actual, si bien los pocos trabajadores del sector que quedan en España se resisten a ser desalojados y anuncian una dura lucha por mantener sus casas "frente al mar".

En 2012, Puertos del Estado sacó adelante una iniciativa para dar un uso turístico a los faros debido a que estos cada vez tienen menos funciones, sobre todo por el avance de las tecnologías y el GPS. La mayoría de estas construcciones están abandonadas, aunque todavía existen algunas en uso, la mayoría con antenas diferenciales para el GPS -que corrige sus errores-. La idea es reconvertirlos en hoteles y poder sacar dinero de su privatización, si bien las pocas iniciativas de este tipo que se han dado a lo largo y ancho del país han terminado fracasando.

Ahora, el anuncio de intentar hacer lo mismo en el faro de Cabo de Palos, al sur de Cartagena, está provocando una lucha entre la administración y los cuatro fareros que todavía viven ahí, los cuales se quedarían sin hogar si la iniciativa sale adelante. "Con todos los faros que hay deshabitados en España y eligen este", explica uno de los habitantes del faro a El Confidencial.

La profesión de farero está destinada a desaparecer. Su importancia se remonta a siglos, llegando a ser una profesión que se heredaba de padres a hijos y que obligaba a los trabajadores a habitar en el mismo puesto de trabajo. En el Cabo de Palos, con un atractivo turístico más que evidente, viven a día de hoy cuatro familias, que se niegan a ser reubicadas, aunque "les den otra casa". Quieren seguir viviendo en su faro.

De los 187 faros que hay en España tan solo unos 40 están habitados
, por lo que parece difícil explicar el por qué se ha elegido justamente este para convertirlo en hotel. Pero no lo es. Ubicado cerca de zonas urbanas, pero a la vez rodeado de naturaleza y con vistas privilegiadas al Mediterráneo, los habitantes de la región utilizan este paraje para hacer excursiones de fin de semana y reuniones familiares. Ahora, alguien ha visto el negocio.

Sin embargo, nadie en Cartagena parece querer el hotel. La Autoridad Portuaria pone pegas, Ciudadanos, que en el Congreso apoyó la iniciativa, se opone en Murcia, los pescadores se niegan al hotel y el Ayuntamiento ha votado en contra de la reutilización. Es su faro y no quieren cambiarlo. Esto, sumado al ruido mediático de las familias que habitan allí, provoca una reacción social en contra de los planes del Congreso. La mayoría ven bien una "apertura al público" -eufemismo con el que en Madrid han bautizado la privatización-, pero no entienden el por qué construir un hotel es la única solución posible. Desde el puerto defienden que las excursiones y visitas guiadas son compatibles con la labor de los fareros, pero la reconversión es mucho más compleja. Además, la Autoridad Portuaria, propietaria del faro, no necesita el dinero, ya que su salud económica es asombrosa y es el sexto puerto de España en beneficios.

Pese al apoyo local y regional, la lucha no va a ser fácil. El cuerpo de fareros, declarado "a extinguir", fue traspasado a las autoridades portuarias en 1993, y aunque siguen en contacto no se convocan plazas desde entonces. Cierto es que el faro de Cabo de Palos es una situación especial, ya que en Cartagena nadie quiere privatizarlo y las familias que allí viven se resisten a irse, pero la realidad es que estas infraestructuras están en desuso en España y su reutilización es necesaria para conservarlos.  

 

Eventos

Mayo 2018
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3